La cara oculta de Barcelona

31 août 20192 min de lectura
Barcelona alternativa

Muchos de vosotros ya habréis visitado Barcelona, pero estamos seguros de que esta nueva forma de vivirla os va a encantar, ¡y querréis volver!

¿Os gustó la Sagrada Familia? La pose para que en la foto entréis vosotros (dignamente) y la enorme obra de Gaudí es, digamos, algo difícil. Pero, ¡ojo, que no hace falta tocarla para disfrutarla! Existe algo llamado perspectiva, desde hoy vuestra mejor amiga, que hará que vuestras cervicales no sufran tanto y que os regalará la foto perfecta. Solo alejaos por la Plaza Gaudí, el jardín justo enfrente de la basílica, seguid andando, pasad el pequeño estanque y daos la vuelta, ¿qué veis entre las ramas de esos árboles que parecían tapar las mejores vistas? Ahí está vuestra fotaza

La historia nos ha dejado una defensa antiaérea en lo alto de Barcelona, una batería sobre la cima del Turó de la Rovira que hoy en día os ofrece tranquilidad, silencio, vistas increíbles y atardeceres maravillosos. De esos que solo el Mediterráneo sabe dar. ¡Y gratis! ¿O por qué os pensáis que Hache lleva allí a Gin? Picarón... Nevera en mano, podréis pasar ahí todo el tiempo que queráis.  

Otra parada obligatoria en una capital con mar es la playa. Seguro que llegasteis a Barceloneta y, u os hicisteis la típica foto de las rodillas al sol, o un Boomerang de las olas mojándoos los pies. Ay el postureo... ¿Qué tal si esta vez la sobrevolarais? Tomad el teleférico que os lleva desde el puerto a Montjuic, ¡disfrutad de las vistas cual gaviota! Y, ya que estáis ahí arriba, bajad andando, desde Poble Nou a las espaldas del MNAC, que reina sobre la increíble Plaza Espanya y sus fuentes. El final perfecto para un largo paseo. Y tranquilos, que es cuesta abajo.

Hemos dejado para el final la parte más divertida. Porque las experiencias y las anécdotas más cachondas a veces necesitan algo más que un buen copazo, que saben en todos sitios igual. Para eso, para divertiros como niños, Barcelona tiene el Laberinto de Horta. Se encuentra alejado del centro así que, si os animáis a perderos entre sus paredes de setos verdes, aprovechad y subid la pequeña colina de al lado, en la que alguien muy ingenioso colgó un columpio de un árbol, ¡y columpiaos sobre toda la ciudad!

 Decidnos ahora, ¿de verdad que habéis visitado Barcelona? 

Tu próxima aventura te espera en Barcelona

Otras ofertas propuestas por este hotel
Otras ofertas propuestas por este hotel
Otras ofertas propuestas por este hotel
Otras ofertas propuestas por este hotel
Otras ofertas propuestas por este hotel

Leer más artículos